En medio de un parque cerca del pueblo y de la iglesia, sobre un promontorio rocoso en la confluencia del Dordoña y uno de sus afluentes, el Gestas, se alza el castillo de Vayres. ¡Magnífico, nos espera para la visita, por aquí señoras y señores!

Dime, cuéntame la historia deel castillo de vayres

Pasando a manos de los Albret, luego de los Albret de Vayres (matiz) hasta finales del siglo XVI, el castillo fue vendido por el futuro Enrique IV a Ogier de Gourgues, quien confió a Louis de Foix, arquitecto del faro de Cordouan, para transformarlo en un castillo de placer. 
¡En el siglo XVI, por delante de las obras! Modificamos la gran torre cerca de la entrada principal, el edificio principal, creamos una torre rectangular para construir una escalera, una idea preciosa, sobre todo para servir a los pisos, ¿no? Y eso no es todo, porque toda esta bonita empresa de reformas no se queda ahí, ni mucho menos.

En el siglo XVII, el castillo, golpeado por numerosos asaltos durante la Fronda, sufrió graves daños. En 1695, J.-J.de Gourgues, obispo de Bazas, hizo modificar la fachada que da a la Dordoña. Se construye un gran pabellón, rematado con una cúpula imperial y una escalera de acceso al jardín. En 1707, se erigieron una puerta monumental y un puente de piedra frente a la entrada principal del lado del pueblo. Más tarde, mucho más tarde, el paisajista Duprat diseñará un parterre francés entre el castillo y la Dordoña.

Si la fachada de la galería norte es bastante sobria, la situada al este es de gran refinamiento: allí se desarrolla una rica decoración escultórica de espíritu típicamente manierista de finales del siglo XVI. (el manierismo es el orgullo del artificio y el refinamiento en las creaciones artísticas). Hay consolas altas y estrechas, lienzos, percheros, mesas en forma de cartuchos, frontones interrumpidos para dejar brotar un florón, rostros grabados, esculpidos y sobre todo muy expresivos...

En el interior apreciamos el mobiliario de época Luis XIII y Luis XIV, así como una preciosa colección de tapices de Gobelins, Aubusson, Beauvais... 

Y luego, la guinda del castillo: frente a la Dordoña, se alza una alta terraza que domina los jardines. No muy lejos, el río. ¡Ah, pero qué vista!

castillo de vayres,
Vayres
Monumento Histórico Clasificado y Registrado

Sugerencia Cerca del Icónico

Minoterie du barrage de Porchères

Molino harinero en la presa de Porchères

Château de La Rivière

Castillo de La Rivière

Libourne, la boucle de la bastide

Libourne, el bucle de la bastida